Hollywood en la literatura : Luces de Hollywood de Horace Mcoy

Horace Mcoy ( 1897-1955 ) es conocido principalmente por su estupenda novela ¿ Acaso no matan a los caballos?(1932)  en la que narra los maratones de baile organizados en los años de la Gran Depresión.  Novelista, guionista de directores como Raoul Wash, Nicholas Ray, Henry Hatawhay.

En los años treinta se traslada a Hollywood en busca de un trabajo como actor, fruto de esa experiencia nacería la novela Luces de Hollywood, en la que retrata la visión del mundo del cine desde los ojos de los  que buscan una oportunidad para triunfar en el mundo del cine.

Luces de Hollywood ( 1938)  es una novela amarga, una novela de perdedores en un mundo donde la crueldad, la explotación sexual y el desprecio por los seres humanos es una constante. Hollywood no brilla en el esplendor de sus estrellas, sino en la inmundicia de los arrojados por el sistema, los que ocupan los escalafones más bajos de la industria cinematográfica y que pueden caer fácilmente bajo la explotación o el desprecio más grande. En la novela de Horace Mcoy no lucen más estrellas que el desprecio hacia la dignidad de los seres humanos. Cuenta los anhelos de Ralph Carston por entrar en la industria cinematográfica. Junto a él su amiga Mona que le da cobijo en su bungalow y que se gana la vida como extra de Hollywood. Ambos sobreviven en un mundo en el que pueden ver su esplendor pero no disfrutarlo.  Junto a ellos la multimillonaria, influyente y ninfómana Sra Smithers, que a partir de un desdichado suceso entre Mona y un juez algo severo entrará en sus vidas.La Sra Smithers pronto se encaprichará de Ralph Carston, a quien ofrece triunfar en Hollywood a cambio de convertirse en su acompañante. El conflicto moral está servido. Asistiremos a las fiestas dela Sra Smithers, a los caprichos lésbicos de alguna actriz sobre Mona, la lucha de los actores por sus derechos, la resistencia de Ralph a caer bajo la los caprichos sexuales de la multimillonaria, el rechazo constante de los productores, todo ello en un mundo algo sórdido que se mueve en la inmoralidad y la falta de compasión por el ser humano. Un Hollywood explotador que no siente la más mínima misericordia hacia los anhelos de los jóvenes que acuden a llamar a sus puertas en busca del éxito. Un mundo lleno de cadáveres que pasean por Bervely Hills.  Un vistazo al patio trasero de Hollywood donde los sueños siempre acaban en el cubo de la basura.

Anuncios