Amor y adolescencia

Si la infancia es el paraíso perdido donde la fantasía aún puede tener lugar, la adolescencia es el paraíso de la aventura, de la inconsciencia que nos lleva a valorar más la acción que sus consecuencias.  Es el momento en que somos capaces de realizar cualquier disparate y lanzarnos a las aventuras más inverosímiles si el amor anda por ahí enredando. ¿ Qué no hemos sido capaces de hacer por aquella chica a los catorce a los quince o a los dieciséis años? ¿No estábamos dispuestos a desafiar al mundo entero por ella? ¿Quién no se ha largado en autostop a verla a los pueblos de los alrededores, a su chalé de la sierra, quién no ha dormido en la calle, o en un miserable saco de dormir en mitad del campo, todo por verla aunque sólo fuese unas horas, quién no se ha colado como un ladrón en su casa? ¿ Quién no se ha metido en una charca para cazar una rana, una tortuga, o ha trepado a un árbol sólo por complacer o impresionar a aquella muchacha? Los veranos están llenos de aventuras, de heridas, chichones y algún brazo roto todo por el amor de una chica ¿Quién no se ha peleado con los macarras de la discoteca del pueblo porque andaban molestando a tu chica? Tal vez es el único momento en el que el amor  verdaderamente tiene esos tintes románticos y novelescos que muchas veces añoramos. La adolescencia es una pura aventura, desafiar al mundo, a la sociedad, darlo todo por ese amor. Es el único momento romántico del que podremos disfrutar en la vida, somos el Corsario de Byron. Todo lo que viene después ya ni es tan romántico, ni está cargado de aventuras. Después es ese continuo deslizarse hacia otras cosas, es llegar a ese mundo adulto lleno de normas, intereses, desengaños, rutina, compromisos del que no podemos escapar.

Moonrise Kingdom, tratada como una fábula del amor adolescente, retrata bien todo ese mundo aún de ilusiones idealizadas en oposición a unos adultos a la deriva.

Situada en una isla como símbolo de ese lugar aislado del mundo real, casi mítico en donde la aventura personal es posible, donde encontrarse con uno mismo y en donde sus deseos puede hacerse realidad, Un verano con Mónica de Bergman o Pierrot el loco de Godard ya lo pusieron de manifiesto. Una isla, lugar de veraneo, y  de concentración de actividades de los Boy Scout, es el escenario de esta aventura única de un amor adolescente. El resto mejor verlo, unos adultos cuya vida está vacía, un matrimonio en el que el padre ( Bill Murray) anda siempre en ausencia, una madre ( Frances McDormand) que oculta sus frustraciones matrimoniales con un adulterio, un jefe de policía( Bruce Willis) poco espabilado pero de una gran humanidad, un jefe de Scout ( Edward Norton) tan inútil al que nadie es capaz de obedecer. Un mundo de adultos más obsesionado en sus vacíos que en el de sus hijos. Una fábula de ese amor hasta las últimas consecuencias entre Sam, el huérfano marginado, y Suzy esa chica pop cargada con su pick up dispuesta a todo por una aventura con su amor. Es una película que sorprende gratamente.  Y cómo no, con ese toque tan especial de Wes Anderson uno de los directores más originales de los últimos años.

Moonrise Kingdom (2012 )

dirigida por Wes Anderson

protagonizada por Jared Gilman , Kara Hayward, Bruce Willis, Edward Norton, Bill Murray, Frances McDormand

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s