Martes,después de Navidad

Los tsunamis se producen en los fondos marinos, silenciosos, imperceptibles, están ahí moviendo placas y esperando a que en una de esas arrasen islas y vidas para manifestarse con toda su fuerza destructiva, después sigue la vida. Hay películas cuyo desarrollo es tan “normal” que parece que no ocurre nada, que asistimos a una especie de proyección de una cotidianidad tan anodina que basta dejarse llevar. Sin embargo hay momentos de una silenciosa, casi me atrevo a decir, apacible tensión, una pugna tan sutil que de verdad no sabemos muy bien que se está produciendo. Son de esas películas que estallan al final, una explosión que no produce grandes tragedias, todo tan contenido, pero tan doloroso. Son esas películas que siguen produciendo una rara sensación mientras enciendes el obligado cigarrillo a la salida del cine. Son las películas trampa, que las vas disfrutando según vas repasando cada escena, cada situación. Son tan sencillas en su composición, están tan bien interpretadas, los silencios, los gestos, las miradas son tan precisas que todo el conjunto llega a crearnos una emoción profunda.

Apenas es una historia fuera de lo común, un matrimonio, una amante, una hija, unas fiestas de Navidad en puertas, el desarrollo cotidiano de la vida, los regalos, los planes para las fiestas, la cena en casa de los padres, conversaciones y situaciones tan anodinas y cotidianas que nada parece llamar demasiado la atención. Los personajes se mueven en su mundo, en una vida que parece repetirse cada año con el mismo guión, hasta que de repente todo cambia, cambia el transcurso de la vida, cambia cuando, asombrosa escena, con la naturalidad, con la tensa calma del momento, toda una vida se derrumba. Y nada más, que si les gusta el cine pues igual hasta pueden ir a verla si es que no la han quitado ya.

Buena y sencilla película esta de Martes, después de Navidad del rumano Muntean.

   Martes, después de Navidad (2012)

dirigida por Radu Muntean

protagonizada por Mimi Branescu, Mirela Oprisor, Maria Popistasu, Dragos Bucur

Anuncios