La belleza inútil

Nada más perturbador que la belleza de una mujer. Allí por donde pasa causa estragos. La belleza de una mujer  es siempre destructiva, nos llena de inquietud y lo altera todo. La belleza de una mujer no es una belleza contemplativa, no basta con admirarla sino que nos lleva a lo más profundo de nuestro conocimiento, nos lleva a tomar conciencia de lo que somos, de lo que no somos, de lo que anhelamos y de lo que , tal vez, nunca podremos conseguir. La vida se torna cruel cuando se presenta una mujer en toda plenitud de su belleza, sabes que es una jugada en la que tienes que arriesgarte porque si la derrota será amarga el triunfo será único, pleno de satisfacción. La belleza de una mujer siempre es conflictiva, donde está ella se suceden los combates, los enfrentamientos, la más de las veces silenciosos apenas perceptibles y en otras escandalosos y violentos . Donde aparece la belleza de una mujer no es posible la paz.

Es bien conocida esta obra, la hemos visto en más de una ocasión representada sobre un escenario, la hemos leído, sus personajes ,Vania , Elena, Sonia, el Dr Astrov, Serebriakov, son bien conocidos. El deseo y la realidad que se impone, el fracaso, la vida atrapada en monotonías inútiles, el amor imposible, la muerte, el paso del tiempo, la soledad , cruzan toda la obra dejando ese eco de infelicidad que llega a  abatirnos. Las grandes obras siempre nos ponen frente a nosotros mismos, frente a nuestra propia realidad, las grandes obras siempre nos abren la posibilidad de reflexionar sobre nosotros mismos y en esto Chejov a veces es cruel.

Louis Malle siempre me ha parecido un director arriesgado, un director al que no le importa comprometerse si es necesario, sin concesiones ni a la industria ni al público. Vania en la calle 42, es una excelente película, y digo película porque lejos de lo que en principio puede parecer no es teatro filmado, los logros de esta película es que es cine y del bueno. Difícil pensar que algún director que no fuese el francés diese un paso tan arriesgado como este.

Reunidos en un teatro medio en ruinas de la calle 42 un grupo de actores con su director al frente se aprestan, en un escenario vacío ,con sus ropas de calle y sin más apoyo que un pequeño mobiliario de atrezo, a representar Tío Vania  . Malle capta toda la intensidad de los sentimientos de los personajes del dramaturgo ruso, en toda su dimensión verbal pero ahora, gracias a la cámara, acompaña la palabra con el gesto, ahondando aún más en la trascendencia de cada parlamento . Una buena colección de actores,  cada uno en su papel y destacando la contenida Julian Moore en ese papel de Elena, causante, con su fría belleza, con su inútil juventud y hermosura, todos los acontecimiento, su presencia despierta todos los viejos sentimientos dormidos, despierta la conciencia del fracaso, de la soledad, de la vida inútil, del amor que nunca será posible, una belleza que acaba sumiendo a todos en un mórbida pereza que les arrastra irremisiblemente hacia la destrucción de una inútil rebelión . Elena es la belleza estéril,  la belleza que acaba pereciendo en un matrimonio desigual, una belleza sacrificada inútilmente, una belleza contemplativa carente de cualquier acción que pueda devolverla la vida. Elena es la belleza malgastada, perdida para siempre en la nada, una belleza sin alma.  Y Vania es Vania, el tío Vania, tal vez, un poco nosotros mismos, nuestro fracaso.

Una magnífica película para los amantes del teatro de Chejov y del cine.

 

 Vania en la calle 42 ( 1994)

dirigida por Louis Malle

protagonizada por Julianne Moore , George Gaynes, Brooke Smith, Wallace Shawn, Larry Pine, Phoebe Brand

Anuncios

4 Comments

  1. No hace demasiado comentaba por twitter sobre los actores “guapos-feos”. No se si se trata de una broma asquerosa de la naturaleza pero lo cierto es que a los hombres solo les interesa el físico joven y bello de una mujer. No somos nada cuando nos hacemos viejas. “Las mujeres son atractivas por su cuerpo no por su talento”, me decían. Y es cierto.
    Sin embargo, a nosotras un cuerpo bonito no nos atrae especialmente. Si, una cara que inspire inteligencia.
    La muerte de una mujer se produce demasiado temprano.

    Leí también ‘La Venus de las pieles’. Masoch explicaba que una mujer joven tenía que ser muy poco inteligente si no era capaz de enamorar a quien quisiera puesto que el hombre deseaba y la mujer era el objeto. Explicaba lo fácil que era manejar el deseo de un hombre. Y también tenía razón.

    Quiero ser un hombre.

  2. Ahora voy a discrepar de ti, no sé quién ha dicho eso de “Las mujeres son atractivas por su cuerpo no por su talento”. Esto creo que no es así . Ahí están Meril Strep, Diana Keaton, Michel Pfeiffer, Isabella Rosselini, Scott Thomas, que siguen trabajando magníficamente con todo sus talento y me siguen pareciendo unas actrices estupendas, y unas mujeres muy atractivas ,ellas siguen porque son buenas actrices, siguen haciendo películas por su talento no por su físico, porque triunfaron por ser excelentes actrices, el problema es cuando se triunfa por el físico, por ejemplo la Aniston, que claro con los cuarenta cumplidos no puede pretender seguir haciendo de la chica de friends eternamente, pero a muchos actores les pasa igual, cuántos guaperas de talento limitado se han extinguido.
    Yo sé que las mujeres siempre andáis un poco obsesionadas con estos temas, teneís una imagen un poco distorsionada de los hombres, cosa que particularmente me fastidia un poco, porque francamente a veces nos véis como una especie de descerebrados que babeamos por la primera chica guapita de cara que aparece, y con la que estamos dispuestos a darnos a la fuga en cuanto nos haga una seña, esto no es así y al final siempre valoramos más otras cosas que eso de ser “guapa”. Lo de Masoch, pues no sé, qué quieres que te diga, de todo hay y podría sacar ejemplos de mujeres guapas y jóvenes que han tenido poco éxito en eso de conquistar.

    En cuanto a eso de que la ” muerte” de una mujer se produce demasiado temprano tampoco creo que sea así. Lo que muere temprano es lo insustancial, eso sí, un hombre o una mujer insustancial se extinguen enseguida, pero el resto no. A mí me parece que el problema es que nos movemos por ciertos estereotipos de comportamiento que se aplican de forma automática a hombres y mujeres y luego a la imposición de ciertos cánones de belleza que nos imponen desde la publicidad, principalmente. Pero creo que al final se imponen siempre otros valores que esos cánones estereotipados.

    En fin un tema complicado, sobre todo porque la belleza es tan subjetiva que sería difícil llegar a definir qué es o qué no es bello. Hace poco en una revista leí sobre las mujeres algo así, como ” si a los 25 estás bien a los 50 estarás estupenda” y cierto es.

    Caramba que temas más complicados sacas, un saludo y muchas gracias.

  3. Antes de leer los comenarios sólo se me había ocurrido como conclusión al artículo un GUAU!. Nada más, porque es un bello artículo y cuando algo es bello inspira cierto sentimiento de plenitud, de cumplimiento. En primera instancia, al menos a mí, no se me da por discutirlo, sino simplemente por disfrutarlo. En fin, como notarán, tengo debilidad por las palabras.
    Ahora que abrieron al debate, me doy cuenta que no relacioné mecánicamente belleza con juventud. Una vez alguien -una mujer- me dijo que nosotras declinábamos a partir de los 18. Me causó gracia; es una idea un poco estrecha no sólo de lo que es una mujer y sino de lo que es la plenitud.
    Aunque es cierto que después de los 40 una ya no está en su apogeo físico, también es cierto que no por eso carece de belleza.
    En definitiva, suscribo a lo que se dice en cuestiones de arte: la belleza es más una cualidad que pone la mirada, el receptor, que algo intrínseco al objeto.
    Placer leerlos.

    1. Yo creo que la belleza es intemporal, cuando me refería a la belleza de una mujer, no me refería a si era joven o no precisamente porque eso no importa, sino quería resaltar ese poder de la belleza, siempre subjetiva, no la juventud, aunque en la obra de Chejov la protagonista sí sea joven, pero eso da un poco igual para lo que realmente plantea el ruso.
      Creo que el problema es que se nos han impuesto un concepto estúpido que es el de “lo joven”, con unas connotaciones harto peligrosas y estúpidas. “Lo joven” es un invento de la publicidad y de los gimnasios para que acabemos todos infartados en sus instalaciones. Yo la verdad es que eso de que una mujer declina apartir de no sé qué edad, ¿declina en qué?, en su belleza, en su inteligencia, no sé me parece que es una tontería, nadie declina, cumple años y adquiere otro tipo de belleza a veces más sólida.

      Sigo pensando que estamos en manos de la publicidad y de eso que se llamaba ideología y que nos van imponiendo conceptos estúpidos, como ese de “lo joven” que no hacen más que crearnos inseguridades. Como bien dices la belleza es una cualidad de quien mira no del objeto, por eso la belleza siempre es intemporal. Es lo bueno y lo malo.

      Un saludo, muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s