Y en eso apareció James Bond

BondYo soy más bien del detective solitario y oscuro, en un despacho destartalado con un rótulo pintado en el cristal de la puerta con su nombre, un tipo bronco, algo brusco, que suelta frases ingeniosa y se las sabe todas, de mujeres envueltas en el humo de un cigarrillo y miradas insinuante. Nunca me gustó el tipo este, James Bond, parecía el hombre perfecto, el tipo que siempre sabía estar, de esos que nunca meten la pata, que saben que cuando en una invitación pone pajarita negra deberá enfundarse en un sobrio smoking y que el dry martini nunca es agitado y con la ginebra más seca del mundo, que sabe que la mujer aquella aunque ponga una ligera resistencia acabará en su cama y que siempre sabe distinguir a las niñas buenas de las malvadas enviadas por el Dr No o por Gold Finger, era todo demasiado obvio como en una mala historieta.

Bond UrsulaMoría en ese año de 1962 Marilyn, que nunca hubiese sido una chica Bond, y aparecía en la pantalla aquel agente secreto de la era del pop.  Jame Bond es un tipo que me aburre, ni sus gadget, ni sus coches con mil artilugios, ni su permiso para matar ni su fidelidad a su majestad me importan, en todo caso sólo me interesaban aquellas chicas Bond que alegraban la pantalla.  Murió Marilyn y apareció Ursula Andrews con un pequeño bikini blanco saliendo del mar como debió salir Afrodita en las costas de Chipre pero sin bikini. Aparte de eso aquello del Dr No, ese medio chino malvado y con unas prótesis me interesaban bastante poco. Lo que venía después me interesó aún menos, Sean Connery fue el rostro de Bond al principio, luego fueron viniendo otros. Cuando yo empecé a ver estas películas a principio de los setenta también estaba Roger Moore, y luego aparecieron una legión brindando su rostro al agente secreto creado por Ian Fleming, hasta hoy que sigue la cosa igual de petardo . Sé que hay una legión de aficionados al Bond este, a mí siempre me aburrió, yo sigo prefiriendo al detective de callejón oscuro, a las mujeres que entornan los ojos para pedir un cigarrillo, y a las estatuillas que guardan todos los sueños del mundo. Bond nunca podrá con ellos.

bond cartel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s