Familias

desencantoSi alguna ventaja presenta vivir en el caos es que, si bien no se encuentra lo que se busca, se acaba encontrando algunas cosas interesantes que no se sabía que andaban por ahí perdidas. Buscas un libro de Kafka y te tropiezas con uno de Woodehouse y piensas bueno no hay mal que por bien no venga y te dejas arrastrar al Club de los Zánganos esperando a que pasen los tiempos sombríos en la grata compañía de Woodster, de Jeeves o de las alegres y hermosas jóvenes de la sociedad británica; buscas una película y encuentras una vieja revista y resulta que ese artículo allí oculto era lo que te apetecía leer en ese momento. Es el azar de las bibliotecas en permanente caos; los libros, las películas, los discos se mueven como si tuviesen vida propia y juegan contigo un rato al escondite, se mueven sinuosos, atrapándote , ofreciéndose u ocultándose en un juego a veces desesperante y otros divertido; aquellos libros olvidados al final de los estantes se muestran descarados cubiertos con su capa de polvo y los más solicitados se ocultan entre tímidos y burlones. Buscaba La Dolce Vita y apareció una revista con portada de Michi Panero, como una cruel metáfora, como una carcajada sarcástica frente a aquel Bartleby merecedor de pertenecer a  la colección de Vila Matas; apareció aquella revista dedicada a quien ejerció de diletante desde el Café Universal, o de pedantillo jovenzuelo en película de escándalo o de derrotado por la vida años después. Había muerto y la revista Leer le ofrecía un último homenaje.

Michi Panero no pasará a la historia, aquella vieja película El desencanto, que tanta polémica creó entonces ,hoy ya ha perdido su valor, aquella familia sacando los trapos sucios, aquellos tres hermanos entre la pedantería y el exhibicionismo ya no son nada. Cuando Ricardo Franco estrenó  Después de tantos años, aquella familia y aquellos tres hermanos, que divertidos hablaban en El desencanto, habían perecido devorados por el tiempo, por las enfermedades o por la amargura. Tenía razón Michi Panero , El desencanto comparado con lo que hemos visto después era Bamby. Tal vez en una España que salía del franquismo y en el que la familia ejemplar era aquella de La gran familia, con premios a la natalidad, y Chencho perdido en la Plaza Mayor, la sorpresa de aquella película fue mayúscula; en la pantalla la familia ya no era la alegría de la clase media cargada de hijos con abuelo y padrino y blandenguería franquista. Ahora las familias se tiraban los trastos a la cabeza ¿Pero qué tenía de escandalosa esa familia de poeta famoso, con hijos poetas también, y una señora que parecía una especie de jovencita de buena familia cargada de mala literatura y perdida en la negra provincia de Flaubert? Nada comparado con lo que hemos visto en los últimos años, familias a navajazos, insultos soeces, exhibicionismo impúdico, hijos contra padres, padres contra hijos, hermanos contra hermanos, mujeres y maridos en pugna violenta, todo en los platós de las impúdicas televisiones y en las revistas del corazón. Aquella película de los Panero nos parece hoy de una ingenuidad asombrosa para el escándalo que supuso en su momento.

Cuando se ve aquella película pasados más de treinta años ya no queda nada más que el retrato de unos jóvenes entregados al exhibicionismo y a la pedantería, mala literatura que díría el propio Michi Panero en la película de Ricardo Franco, esta última, realizada veinte años después de aquel Desencanto trazaba el paso demoledor del tiempo, allí no había ya lirismo alguno, ni provincia, ni poeta, el paso del tiempo había puesto fin a la diversión. La enfermedad, la locura, la amargura eran ahora el retrato de aquellos que en el año 1976 escandalizaron a una sociedad bienpensante que aún creía en familias ejemplares. Ya no queda nada, ni tan siquiera el recuerdo de un escándalo, el tiempo lo ha diluido todo.  Mala literatura.

desencanto michi panero

El desencanto (1976)

dirigida por Jaime Chávarri

protagonizada por  Felicidad Blanc, Juan Luis Panero, Leopoldo María Panero, Michi Panero.

 

Después de tantos años ( 1994)

dirigida por Ricardo Franco

protagonizada por  Juan Luis Panero, Leopoldo María Panero, Michi Panero

Anuncios

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s