Perdidos en el parque de atracciones

lPaul fejos soledad cartelEl siglo XX es el siglo de las grandes ciudades. Las metrópolis, las urbes de la luz, de los grandes y lujosos hoteles, de las salas de cine, de las verbenas y diversiones, la ciudad placentera, la ciudad de las industrias y la aglomeración de los que buscan una nueva vida, de las oportunidades, los centros de la libertad y del pensamiento. La ciudad es el movimiento obrero socialista y de la clase media.  Pero también es el espacio de la soledad, de la alienación, de la deshumanización.  París, Berlín, Viena, Londres, pero sobre todo Nueva York, La ciudad mecánica como la llamó Julio Camba, la ciudad dinámica de las grandes masas, de los ciudadanos en permanente tránsito, Manhattan Transfer de Dos Passos, del metropolitano por las entrañas de la ciudad, de los grandes rascacielos, de los autobuses, el tráfico automovilístico  y de la inmigración concentrándose en pequeños cuartuchos de alquiler.

Estoy a gusto en Madrid pero en ocasiones me encuentro muy sola, capto como un Joe Gould, la conversación de unas chicas en uno de esos viejos cafés que aún sobreviven en Madrid. La soledad de las grandes ciudades, en donde la humanidad inunda las calles, como en el poema de Mario Cesariny, pero es tan anónima que apenas si nos vemos. La soledad era esto, podríamos decir con Kafka, la soledad de las conversaciones entrecruzadas o de ese silencio por las mañanas en el metro mientras pegamos nuestros ojos a las páginas de un libro. La soledad de las grandes avenidas abarrotadas de gente siempre caminando con prisa,  de los edificios que acumulan gente en las oficinas, para después de unas horas salir cada uno a su destino. Las casas donde los vecinos ya no se conocen, y en el  piso de al lado, un piso de alquiler, desfilan cada cierto tiempo personas que apenas si reconoces su rostro. La ciudad repleta de oportunidades está también cargada de soledad.

vlcsnap-149068Soledad ( Lonesome) del director húngaro afincado en los Estados Unidos, Paul Fejos, retrata la soledad y el encuentro de estos dos habitantes de la gran ciudad. La historia es sencilla Jim, mecánico industrial , y Mary, telefonista, se aprestan a pasar un fin de semana en soledad, dentro de sus respectivos cuartos, hasta que un autobús que recorre la ciudad anuncia el parque atracciones  en la playa. Ambos lo cogen y se conocen en el mismo autobús, poco a poco en medio de la masa que abarrotan las atracciones, en la playa, en las múltiples diversiones, van profundizando en su amistad hasta enamorarse, pero un incidente en una de las atracciones hace que Mary se pierda en mitad de la masa, Jym la busca desesperado por todas partes sin lograr encontrarla. Abatido regresa solitario a su cuarto. Hay un final feliz eso sí.

Pero la película de Paul Fejos, no es sólo una historia de amor entre estos dos seres , sino que la importancia ,como en toda obra artística ,es la forma. Fejos combina la estética del cine europeo, desde el impresionismo al expresionismo alemán. Combina perfectamente cada plano para ir contándonos y sobre todo meternos en la piel de sus dos protagonistas. Desde los primeros planos paralelos de ese levantarse para ir a trabajar de cada uno, el desplazamiento en el transporte urbano, sus lugar de trabajo el mecánico y monótono del golpeo de las máquinas, los rostros asomando sobrepuestos en su puesto de telefonista. La soledad de cada uno en sus cuartos al final de la jornada, la masa que camina hacia el parque de atracciones. Fejos demuestra que domina la técnica cinematográfica como un maestro consumado, introduciéndonos en cada plano dentro de la vida de estos dos seres en mitad de la gran metrópolis . El maquinismo y la masa como centro de la gran ciudad. Una más que  interesante película . 

 

Film_623w_Lonesome

Soledad (Lonesome) ( 1928)

dirigida por Paul Fejos

protagonizada por Barbara Kent, Glenn Tryon, Fay Holderness, Gusztáv Pártos, Eddie Philli

Anuncios

6 Comments

  1. Me quedé pensando si tu descripción del inicio es válida para todo el siglo o sólo para una parte. Claro que hay soledad, pero fue igual en las últimas décadas a la de las primeras del siglo pasado? Me gustaron tus reflexiones, me dejaron pensando…

  2. Creo que la sensación de soledad en una gran ciudad siempre es la misma al margen de la época. Pero sí es verdad que según han ido creciendo las ciudades se ha acentuado esta soledad. Yo todavía recuerdo un Madrid de la infancia en el que los vecinos nos conociamos, y salías a la calle y hacías amigos, incluso en algunas zonas del Madrid antiguo recuerdo la gente sentada en la calle en verano charlando. Hoy eso es imposible. Cuanto más crecen las ciudades más aislados nos vemos.

    Un saludo

  3. Buenas e interesantes reflexiones. Ademas de bien escritas, cosa que últimamente en muchos sitios se hecha en falta. En cuanto a la película, la apunto. Tiene aspecto de gustarme y la verdad es que no la conocía.

    En cuanto a lo que comentas, no se por que pero me ha venido a la cabeza la película de Jim Jarmusch, Extraños en el paraíso. También extraña sobre soledades de las que no somos demasiado conscientes. Cuidate

    1. Es una estupenda película más en su forma que en su contenido, es más amable que Extraños en el paraíso, al fin y al cabo está tratada como una comedia de chico encuentra chica, chico pierde a chica..pero está magistralmente realizada utilizando técnicas de las vanguardias europeas. Yo la encontré en youtube y la he podido volver a ver, la copia de yotube tiene una banda sonora actual que no está mal pero recuerdo otra versión con la banada sonora original que se ajustaba mejor. Una película muy interesante.

      Un saludo, muchas gracias.

  4. Muy difícil contestar la pregunta sobre Bergoglio. Primero está la reacción a nivel pueblo, espontánea, irreflexiva: nos embarga una alegría quizás injustificada, inocente; algo así como si se hubiera realizado ese viejo adagio “Dios es argentino”. Además, están, claro, las repercusiones que puede tener a nivel mundial este hecho y como nos puede reposicionar, o -al menos- dar a conocer. Por otro lado, aquí por estas tierras está siempre la sombra del pasado, las posibles vinculaciones o no con la Dictadura. En cuanto a eso, a pesar de haberla vivido y, si se quiere, tener experiencia de “primera mano”, no puedo contestar directamente. La historia está reescribiéndose permanentemente, la memoria falla y uno no quiere ser injusto. Aquí alguien muy prestigioso en cuanto a su militancia en las épocas más duras del Proceso -Pérez Esquivel- salió a desmentir cualquier vínculo.
    Te dejo un artículo aparecido hace algunos años -o sea despegado de este hecho puntual- que quizás aclare algo… aunque más no sea qué está en juego.
    http://www.perfil.com/contenidos/2010/04/18/noticia_0024.html
    Como siempre, es un placer conversar contigo.
    Saludos

    1. Muchas gracias por contestarme, la verdad es que los medios de prensa españoles son poco fiables, desde la izquierda empiezan a sacar ciertos documentos acusándole de ocultar la colaboración de ciertos sectores de la iglesia con la dictadura y su enfrentamiento con los Kirchner, la derecha medio clerical sólo hace panegíricos de su figura, y el resto exalta por una parte su caracter popular y de seguidor de la doctrina social de la iglesia y su forma modesta de vivir y por otra su caracter conservador frente a la homosexualidad y otros temas. La verdad es que puede ser una etapa interesante, un jesuita y argentino, con otra mentalidad diferente a los líos vaticanos puede hacer una verdadera revolución . Leeré el artículo que me dejas. Yo no soy muy religioso, por no decir nada, pero estas cosas Vaticanas tienen su interés y más en un país católico como España en donde la Iglesia aún tiene mucha fuerza. Veremos que pasa, algunos amigos ya apuestan que lo van a asesinar los del Opus, jajaja siempre viendo películas e intrigas en todo.

      Un saludo y muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s