Johny Guitar

No creo en la suerte. Un buen pistolero es mejor que un trébol de cuatro hojas.

 

9
Te he buscado en todos los hombres que he conocido

A veces, para poder apreciar algunas películas, como a algunas mujeres,  es mejor darse una vuelta por la vida, y poco a poco, en breves reencuentros ir descubriendo su valía. Tal vez porque venía cargada de una especie de aureola mítica, tal vez porque hablaban siempre como esa película especial e incomprendida, porque Godard la homenajeó en Pierrot el loco y Trufeaut en La sirena del Misisipi, porque los modernos de toda laya sentían adoración por Nicholas Ray, ese director maldito de parche en el ojo y alcohol en las venas, tal vez porque ir a ver una película es como acudir a una cita a ciegas, y mejor que no te hablen ni de la película ni de la mujer con mucho  entusiasmo, porque al final siempre acabarán defraudándote; mi primer encuentro con Johny Guitar fue decepcionante.

Poco a poco he ido descubriendo esta película. Los géneros están para romperlos, para burlar sus normas y realizar una obra personal y diferente. Johny Guitar no es un western, vaya, mejor una película del oeste como hemos dicho siempre, Johny Guitar está fuera del espacio, del tiempo y de los géneros. Al final seguramente la vida se reduce a unos cuantos axiomas, la ambición, el odio, el rencor, el miedo y, como siempre, eternamente el amor enredándolo todo. En la vida los sentimientos se muestran más violentos que el revólver del pistolero más rápido a este lado del Pecos. La ley del odio es más implacable cuando el amor muestra su rostro cargado de desprecio, cuando el amor remueve las entrañas, cuando el amor empuja al rencor de una mujer. No hay paz en el amor. No hay paz para una mujer cargada de amor y desprecio, de celos y odio. No hay paz en el rencor. El rencor de una mujer es profundo, eterno y destructivo, el rencor de una mujer sólo se colma con la destrucción. Johny Guitar es una película de amor y odio. Es el enfrentamiento de dos mujeres, una lucha en la que sólo una de ellas puede sobrevivir.

Johny Guitar es también ese reencuentro que es capaz de avivar los sentimiento que se creían dormidos. Las viejas pasiones nunca se transforman en inocentes cenizas, siempre por debajo arden los deseos suspendidos en el pasado. Toda tragedia es siempre una tragedia de amor, todo drama es simplemente la exaltación de aquello que siempre llevamos dentro como una carga imposible de desprendernos. El paso del tiempo nunca termina con los sentimientos, basta una mirada para recobrar las viejas historias, basta una mentira cargada de verdades para resucitar los intensos recuerdos que ya creíamos enterrados por una vida siempre en movimiento.  Los viejos amores siempre andan agazapados esperando su momento.

Ninguna película ha contenido tantas emociones en una sola mirada, en un solo gesto como el de esa Vienna enfundada en un traje negro dominando la vida desde lo alto de una escalera.Nunca un hombre se mostró tan vulnerable como Johny Guitar pidiendo una mentira que aún le colme de esperanzas.

Johnny_Guitar_09

Johny Guitar es puro cine, y no oculta todo el artificio del cine en esos planos, en el movimiento de una cámara, en el color artificial y pictórico, en los contrastes cromáticos, transmitiendo cada pensamiento cada sentimiento de los protagonistas. Ellos, la turbamulta de linchamiento y odio vestía de negro y ella iba con un impoluto vestido blanco mientras toca ,casi impasible, sobre fondo rojo, el piano. Nadie ha desafiado al peligro con tanta elegancia.

Johny Guitar,  una gran película

johnny-guitar-playing-the-piano

Johnny Guitar(1954)

dirigida por Nicholas Ray

protagonizada por Joan Crawford, Sterling Hayden, Scott Brady, Mercedes McCambridge, Ward Bond

Anuncios

6 Comments

  1. Magnífico texto, me has hecho recordar la película a través de él, y la he disfrutado y entendido mejor que entonces…. gracias.
    “A veces, para poder apreciar algunas películas, como a algunas mujeres, es mejor darse una vuelta por la vida…”.
    Maravillosa frase.

    Un saludo.

  2. Una película que lo traspasa todo. De diálogos demoledores, miénteme, dime que siempre me esperaste. De pasiones desatadas. De rencores y ademas con tiros pistolas y una mujer tocando el piano mientras todo arde literalmente.

    En fin, magia cien en glorioso technicolor, de imágenes casi de postal y de una ambiente romántico operista grandioso. Sin duda por lo menos para mi. Una de esas peliculas que marcan y uno no se cansa de volver a ver. Cuídate y las letras, aunque cortas, le hacen justicia.

  3. De acuerdo contigo, una película que se sale de cualquier clasificación, de cualquier género, la he podido volver a ver hace poco y aún me sigue impactando cada detalle de ella. Una película intemporal y excelente.

    Un saludo, muchas gracias.

  4. ¡Qué estupenda película! Me gustaría volver a verla en un cine de reestreno como los de antes. Ahora todo está en la red, pero a mí lo que me gusta de verdad es ir al cine. Saludos.

    1. Eso nos gustaría a muchos que hubiese un cine que pusiese estas películas, aquí está la Filmoteca que al fin y al cabo es un cine, pero nunca sabes si la van a programar. De momento nos conformaremos con internet.

      Un saludo, muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s