La burla del diablo

 

Hay películas de Huston que no se pueden ver ni tan siquiera con un mondadientes bloqueando los ojos. Una que recuerdo es la Burla del diablo, filmada en Italia con Humphrey Bogart y Jennifer Jones. Creo que la rodaron a través de botellas de vino y no con lentes. ( Jack Wagner)

 

burla del diablo 4.1

” Cuando empezamos solamente John y yo sabíamos de qué iba la historia, y sospecho que John no lo tenía demasiado claro ” Truman Capote

Cabe pensar que, si no el rodaje, sí el guión se realizó con más litros de alcohol e intuición que con concienzuda profesionalidad, pero en estas cosa de la creación nadie ha dicho que la sensatez dé buenos resultados. Tal vez Huston y Capote ebrios eran capaces de desarrollar más talento que otros muchos serenos y conscientes. Tal vez sea cierto que La Burla del diablo sea una película fallida, pero es una película cargada de comicidad, inteligencia y buenos momentos. Una película que cada día es o parece más absurdamente moderna.

 

burla del diablo 4.2

“Ten cuidado, están desesperados, ninguno me ha mirado las piernas”.

Nunca se sabe si al final lo que salió de aquella rara estancia en la costa italiana fue una película o la crónica de los avatares de unos compañeros de farra que ciertamente parecían desesperados. Sólo en Italia,  en el Mediterráneo, se pueden conjurar los dioses para, del caos, realizar una obra sobre cuya rareza aún damos vueltas. Es probable que si quien firmase esta película fuera un nueva ola de esos que años después aparecieron por el mundo vía París de la Francia, ahora estaríamos seguros de que se trataba de una obra verdaderamente avant garde y genial,.. Sin embargo es una obra realizada por americanos, que por un momento se dejaron llevar por el caos latino. Un caos repleto de borracheras,  juegos  y trifulcas de un grupo de tipos desesperados  que no miraban a las piernas de las mujeres y otros que decidieron agotar las reservas de whisky. Un puro delirio.

 

BEAT THE DEVIL

” Querida será por esta película por la que te van a recordar” Huston a Jennifer Jones

Es posible que tuviese razón Jack Warner y esta película la rodaron con botellas y no con lentes , pero vista ahora me sigue pareciendo una cosa divertida en clave de falsa película noir y con unos actores que parecen que más estuviesen jugando que interpretando un papel. La historia es sencilla, todo los sencilla que puede resultar una asunto en el que Bogart y Huston anden por medio; pero en principio no parece que la cosa fuese a resultar con ese final. La historia no por conocida merece obviarse. Borgart encandilado por un librito de poca monta que le distrajo en sus horas libres, entre copa y copa, mientras rodaba en África, La burla del diablo ( Beatt devil) de James Helvick. a partir de ahí se desencadena el disparate : una propuesta a Huston para rodarlo, un encargo de guión a los tipos equivocados, una reunión de equipo antes que el guión pudiese estar preparado. Así que el caos en la costa italiana. Sin guión y con un equipo de primer orden esperando a iniciar el rodaje.

" Al principio produce incredulidad, de tan raro que es, pero luego querría uno tenerle siempre a su lado" Humphrey Bogart

” Al principio produce incredulidad, de tan raro que es, pero luego querría uno tenerle siempre a su lado” Humphrey Bogart

Truman Capote aún era poca cosa , un escritor del New Yorker, guionista ocasional, y autor de algunas meritorias  novelas, aún Capote no era el autor de Desayuno en Tiffanys o de su gran obra A sangre fría, pero era lo que había y O. Selznick le había llevado hasta Italia para arreglar aquello de Hotel Termini, y ahora se lo recomendaba al tándem Bogart- Huston para escribir el guión.

Así que allí llegó Capote en un gélido invierno con un abrigo hasta los pies y con una bufanda como especie de bandera identificativa, aunque no ofrecía mucha confianza, no les quedaba otra que aceptar a aquel individuo que venía a escribirles el guión. Aunque recelosos de aquel extravagante personaje pronto se compenetraron. Huston y Truman pasaban las noches entre risotadas y copas, escribiendo las escenas para el día siguiente. Mientras Bogart perdía un pulso con el escritor quedando en evidencia. Así el rodaje se convirtió en una especie de juego constante regado por buenas dosis de alcohol, juegos de poker, pulsos. visitas de famosos que pasaban por Italia, Orson Wells o Robert Capa, que se unían a las juerguecitas del rodaje.

 

burla del diablo 1

” Hacer esta película fue como correrse una juerga ” John Huston

La película tiene un aire festivo, un aire de comedia que quisiese ser noir, o mejor, un noir que deviniese en comedia grotesca. Aún en nuestros días resulta una película rara entre el descuido y la vanguardia, entre lo desastroso y los grandes logros, entre la estupidez y la inteligencia.

Todos los protagonistas parecen sacados de un farsa . Los cuatro malvados, Peterson (Robert Morley), Julius O’Hara (Peter Lorre), Ross (Ivor Barnard) y Ravello (Marco Tulli)   jugando a ser los espabilados, los  listillos de la película para acabar después de pasear, hacer ejercicio y conspirar en el mayor y ridículo de los fracasos. Un matrimonio de mujer supersticiosa y cargada de fantasías románticas, Jennifer Jones, con un marido ,Edwar Underdown, con aires y modales de aristócrata y alma de tendero;  una Gina Lollobrigida abducida por lo modales de una rancia educación inglesa impostada, y Humphrey Bogart al servicio de los malavados. Todo ello en una trama que a veces se afloja, y que como señala el título de la película deviene en una pura burla.

Película que no debería recomendar y que sin embargo sí recomiendo, al fin y al cabo prefiero las botellas a las lentes, las incertidumbres a las certezas y las burlas a la seriedad. Y por qué no, qué bien se está, qué bien se está respirando el aire del mar. Un puro dislate, el otro el teñido rubio de Peter Lorre.

 

burla del diablo 3La burla del diablo (Beat devil) 1953

dirigida por John Huston.

Con Humphrey Bogart, Gina Lollobrigida, Jennifer Jones, Robert Morley, Peter Lorre, Edward Underdown

burla del diablo 2  Un grupo de cuatro estafadores – Peterson (Robert Morley), Julius  O’Hara (Peter Lorre), Ross (Ivor Barnard) y Ravello (Marco Tulli) – viaja dirección África cuando se ven obligados a hacer escala en Italia al estropearse su barco. Junto a ellos también viaja un inocente matrimonio que poco o nada conoce del cuarteto, los Dannreuther (Humphrey Bogart y Gina Lollobrigida). El grupo le ha dicho a la pareja que la intención de su periplo es ir al continente a vender aspiradoras. Lejos de ser verdad, lo que buscan es comprar una tierra que supuestamente es rica en uranio. Sin embargo, cuando otra nueva pareja se inmiscuye en su camino, los planes parecen desviarse de su camino…

 

 

 

 

Anuncios