Mrs Robinson

el-graduado_2

Yo diría que estoy flotando a la deriva en la piscina […] es agradable dejarse llevar.

No es complicado dejarse llevar a la deriva tumbado en una colchoneta sobre una piscina, mientras las noches las pasamos entreteniendo a la muy alcóholica, inmoral y juguetona Mrs Robinson. A estas alturas es difícil pensar que esta película, del reciente fallecido Mike Nichols, tiene algo en común con aquuellos jóvenes de Easy Rider, los aullidos de Gingsberg, o Moriarty y su banda atravesando el país en un furgoneta. El Graduado representa, tal vez, la otra cara de una juventud que no va tan mal a la deriva, practicando el noble hábito de la indolencia en sus confortables piscinas o conduciendo sus coches de lujo . Es difícil, después de todo lo que ha pasado, sentirse identificados con aquellos tipos que en motos atravesaban los USA buscando su destino, en los jóvnes protestones de Vietnam, en los muertos de una guerra con olor a napalm. Difícil las comunas de hippis o furgonetas de tipos que aún pensaban que las fugas siempre señalan al sur. El graduado es un espíritu de la parálisis nihilista posmoderna que alcanza hasta nuestros días. Nosotros también estábamos confortablemente a la deriva tumbados en la cama, en el suelo, en las salas de cine o absortos en los ojos de alguna de aquellas muchachas que si no prometían la salvación sí al menos un rato de diversión. Nosostros ni tan siquiera queriamos ser diferentes, sólo queriamos que nos dejaran un rato tranquilos, y un fajo de billetazos para consumir por un rato más. El graduado era la versión modosita con Dustin Hofman y su permanente cara de asombro de aquellos Menos que cero, que enseguida aparecieron en el paisaje.

Graduado 1

Es como estar en un juego con reglas sin sentido creadas por las personas equivocadas.

Si a estas alturas El graduado aún se puede ver es precisamente porque no se inserta en lo que se llamó la contracultura de aquellos años sesenta  hoy definitivamente superada. Los personajes son eternos y universales, un trío protagonista y las comparsas. Miren alrededor suyo y los verán tranquilamente pasear por la calle. Matar al padre se cambió por el padre mejor que no dé mucho la lata que ya me las iré apañando con su dinero si es posible. No hay rebeldía en El graduado sólo un intento de sobrevivir, de huir de una forma de vida que se presenta como un futuro amenazante. La idea de ser o simplemente parecerse a esa caterva de amigos de sus padres, o a los mismos padres se contempla como una especie de sucursal de la estupidez en la tierra, la sola posibilidad de seguir incrustado en un ambiente social que sólo contempla la repetición generación tras generación los mismos esquemas, la presencia constante de una amalgama de idiotas invitando a la huida como único medio de salvación.

el-graduado 3

Magnífica Mrs Robinson

Benjamin se va a ver sometido a un triángulo en el que él será sólo un juguete. Mrs Robinson y su hija, cada una utilizando sus armas para conquistar y usar al joven  perdido en sus casas de lujo y en la apatía y  un final más abierto de lo que parece, pero que me temo sólo es una ficción. Las piscinas y los alfa romeo son verdaderamente confortables, y Berkeley no es más que un nombre sin valor alguno. Al final acabamos pareciéndonos a nuestro padres y recogiendo lo peor de nuestro entorno por mucho que huyamos de él. Mrs Robinson ,su hija , las psicinas y el mundo de los plásticos son suficiente para seguir su estela.

El graduado 4

Un final que tal vez no sea lo que parece

El resto ya se sabe Nichols triunfó con esta película incluida en eso del New Hollywood y Dustin Hoffman empezó a ser reconocido como actor. y claro una magnífica Anne Bancroft como la seductora Mrs Robinson. Una película cargada de escenas magníficas y buenos diálogos .  A mí, me sigue gustando.

El graduado ( The Graduate ) 1967
dirigida por Mike Nichols.
Con Dustin Hoffman, Anne Bancroft, Katharine Ross, William Daniels, Murray Hamilton, Elizabeth Wilson, Buck Henry

La música de Paul Simon y Art Garfunkel, que merecerían una entrada solo para ellos. 

Anuncios